jueves, 17 de octubre de 2013

Besitos de Merengue de Violeta y Fruta de la Pasión

 
 
Hoy os traigo una propuesta muy sencilla pero muy rica. ¿Quién no conoce los famosos besitos de merengue? Vale, sí, ya sé que solo es merengue, pero están tan buenos y quedan tan bonitos junto a la taza de café que no me he podido resistir a dedicarles un post enterito para ellos (aunque sea uno pequeñito).
 
Además son perfectos para casi cualquier ocasión: quedan monísimos dentro de una bombonera, cuando tenemos visita podemos servirlos en un bol mediano, o servir dos o tres junto al café (o té) para cada persona, y para los más pequeños resulta una golosina mucho más sana y natural que las compradas.
 
IMG_20130313_182730
 
Así que ya tenemos motivos más que suficientes para ponernos a hacer una bandeja, o dos...
 
Éstas concretamente son de dos sabores, de violetas y de fruta de la pasión. Yo utilicé pasta de violeta y pasta de fruta de la pasión, ambas de la marca Home Chef. Además le proporcionan color al merengue, por lo que no es necesario añadir colorantes.
 
 
INGREDIENTES
 
100 g de claras de huevo
100 g de azúcar
100 g de azúcar glas, mejor si es icing sugar, tamizado
Unas gotitas de limón
1 cucharadita de pasta de violeta
1 cucharadita de pasta de fruta de la pasión
 
IMG_20130313_183048Antes que nada precalentamos el horno a unos 80º y preparamos dos mangas pasteleras con boquillas rizadas y cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal.
 
Ponemos las claras en el bol de la batidora y añadimos unas gotas de limón. Batimos las claras hasta que formen picos, y en este momento agregamos el azúcar, batimos un poco más hasta que el merengue se vuelva más brillante. Añadimos el azúcar glas o icing sugar poco a poco. Cuando esté mezclado paramos la batidora y separamos el merengue en dos boles, uno para añadirle la violeta y el otro la fruta de la pasión. Mezclamos con movimientos envolventes procurando que no se bajen las claras. Llenamos las mangas, cada una con un sabor, y empezamos a cubrir la bandeja de merenguitos.
En este momento se les puede espolvorear azúcar de colores, sprinkles, etc. por encima.
 
Una vez que hemos terminado, introducimos la bandeja al horno en torno a unas dos horas, o hasta que al tocar un merengue con cuidado esté seco. Deben quedar crujientes, por lo que si al morder está blando hay que darle más tiempo en el horno.

IMG_20130313_183611
 
Con esta receta se pueden ir variando los sabores y probar. Una opción interesante consiste en colocar en el papel vegetal un trozo de chocolate, las gotas de chocolate valor son perfectas para esto, y encima poner el merengue con ayuda de la manga pastelera. El resultado es inmejorable.

f538ae08469d2f1b03ddf9f0efb7dea0


¡Animaos y me contáis!
Un besito enorme.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!